ACTUALIDAD

 

 
Conflicto en Afganistán
 

¿Cuál es la situación actual en Afganistán? ¿Hay guerra?

“Más que de guerra se habla hoy de conflictos armados. En Afganistán es el de los yihadistas (terroristas islámicos) enfrentados al gobierno central de Kabul y a la presencia occidental en el país”, explica María Amparo Tortosa, observadora y consultora de organismos internacionales en zonas en conflicto.

“Los insurgentes son variados, pero buscan un Estado islamista y la implantación de la sharía (ley musulmana) para acabar con la presencia occidental”, opina Tortosa.

La experta en terrorismo, seguridad y política internacional recuerda que a partir de 2006 la situación general en el país empeoró, con un aumento en el número de ataques suicidas y de víctimas. Para Tortosa además, la extensión de las operaciones de combate de la coalición internacional al sureste de Afganistán (zona talibán) ha provocado una preocupante recuperación de Al Qaeda y de los talibanes en los dos últimos años.

 

Detalle mapa Afganistán 3 Puntos

“Sí, podemos decir que hay guerra”, afirma Josep Baqués Quesada, profesor de ciencia política de la Universidad de Barcelona. Baqués considera que el actual Estado de Afganistán, liderado por Karzai, y la coalición internacional, liderada por los Estados Unidos, son una parte: “pese a algunas diferencias, sus posturas coinciden”.

“Por el otro lado, en cambio, las cosas están menos claras. Contra Karzai y la coalición luchan principalmente tres colectivos que guardan alguna relación entre sí, pero no son totalmente iguales. Los islamistas de Al Qaeda, los talibanes (no todos simpatizan con Al Qaeda) y las tribus pastún (no todas son talibanes y no todas simpatizan con Al Qaeda)”, explica el experto en seguridad y defensa de la UB.

“La situación se complica todavía más porque en ese conflicto intervienen otros elementos cada vez más frecuentes en las “nuevas guerras”, como por ejemplo los intereses de los narcotraficantes y del mercado negro de armas”, expone Baqués.

“La situación actual de Afganistán es la de un territorio ocupado por fuerzas extranjeras. La Operación Libertad Duradera por un lado, liderada por Estados Unidos, y la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad, autorizada por la ONU y llevada a cabo por la 11 ACTUALIDAD OTAN, por otro”, expresa Raquel Regueiro, investigadora del Instituto Universitario Guitérrez Mellado y experta en derecho internacional.

Regueiro lo resume así: “Existen tres grupos enfrentados: los nacionalistas, que se resisten a que su país esté ocupado por fuerzas del exterior, los islamistas radicales, cuyo grupo más problemático es su vertiente terrorista, y los jefes tribales, que lideran zonas de poder territorial que quieren conservar a toda costa”.

¿Por qué es una zona de conflicto?
“Afganistán es el producto de antiguas luchas tribales que aún hoy perviven en su composición étnica y religiosa, con el agravante de las sucesivas invasiones occidentales de la era contemporánea”, describe Tortosa.

Para la experta el problema es también geoestratégico: “Afganistán es un lugar de paso imprescindible para las rutas de energía que conectan Asia central con Europa”.

Baqués coincide: “Afganistán ha sido siempre una zona de encrucijada entre el mundo musulmán y Asia. Los deseos imperialistas británicos del siglo XIX e incluso la invasión soviética de 1979 se explican, al menos en parte, por este motivo”.

El profesor de ciencia política de la UB destaca además que en el país centroasiático conviven etnias diversas, con complicadas y cambiantes relaciones entre sí: “Se hace referencia a los pastún, porque se trata de la minoría mayoritaria y por su implicación más directa en el conflicto actual, pero la presencia de grupos uzbekos, tayikos o hazaras también complica el escenario”.

“El problema en Afganistán tiene un componente histórico, sobre todo a partir de la invasión por la Unión Soviética y su posterior ocupación. Como acontecimiento más reciente hay que destacar los atentados del 11 de septiembre de 2001, que han tenido mucho que ver con la situación actual del país”, señala Regueiro.

La investigadora recuerda que la guerra de 2001, en la cual se derribó el régimen talibán, se originó después de que Estados Unidos acusara al régimen afgano de ocultar a Osama Bin Laden, responsable directo de los atentados.

 

Revista 3 Puntos detalle actualidad

 

¿Por qué están las tropas españolas allí? ¿Deben continuar?

“Hay que diferenciar entre las tropas bajo resolución de la ONU, destinadas a la reconstrucción, como es el caso de las españolas, y la coalición liderada por EEUU, sin un mandato legal claro ni consenso con el resto de países”, dice Tortosa.

Según ella, las tropas españolas deben seguir en Afganistán e incluso aumentar su número para: “asegurar la zona, la reconstrucción y, sobre todo, asistir a las fuerzas afganas para que emprendan esa lucha por sí mismas en un futuro”.

“Existe otra razón fundamental para no abandonar Afganistán a su suerte: los yihadistas que atentan en Europa se entrenan allí”, expone la experta en terrorismo Tortosa.

“En su momento se identificó Afganistán como un escenario de riesgo que llegaba hasta nuestras fronteras. Los talibanes, entonces en el poder, y Al Qaeda constituían una combinación explosiva. Fue atacado por ser un Estado santuario”, afirma el profesor Baqués.

 

Para el experto de la UB, el ejército también debe permanecer en Afganistán: “Mientras el problema de fondo no esté resuelto, lo razonable es contribuir al esfuerzo de la coalición. Ni siquiera podría descartarse un incremento de tropas”.

“Alguien debe hacer este trabajo: la situación está peor que hace un año. Si no se emplean los medios oportunos la realidad puede empeorar, de manera que todo el esfuerzo ya hecho se pierda. En Afganistán nos jugamos mucho”, opina Baqués.

“Las tropas españolas están allí por los compromisos internacionales que tiene España con la ONU y la OTAN. De momento seguirán en el país. Si la misión tuviese objetivos claramente definidos, se podría poner fecha de salida”, considera Regueiro.

     
PULSE PARA SUBIR INICIO - PORTADA REVISTA - 3 PUNTOS - LECTOR - CONTACTO - ANUNCIANTES
PULSE PARA SUBIR